Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

¿Cómo afecta la obesidad en la mujer en edad reproductiva?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2012, la prevalencia total de sobrepeso y obesidad en las mujeres es de 73%, con un promedio de en el perímetro de cintura de 92.6 cm, valor muy por arriba del propuesto por la Federación Internacional de Diabetes.

Al analizar por subgrupos a la población femenina, la media del IMC de 20 a 29 años de edad es de 26.6 kg/m2, en el grupo de 30 a 39 años de 29 kg/m2 y de 40 a 49 años de 30.1 kg/m2

Las mujeres en edad reproductiva tienen mayor riesgo de diabetes gestacional, abortos, trastornos hipertensivos, tromboembolismo venoso, terminación del embarazo por cesárea, hemorragia posparto e infecciones.

El recién nacido tiene mayor riesgo de anomalías congénitas, prematurez, macrosomía o muerte neonatal.

CASOS ESPECIALES DE LA OBESIDAD EN LA MUJER

 Hígado graso en la mujer. El hígado graso es la acumulación de grasa hepática que excede 5 a 10% del peso del órgano.

Existe una complicación en el embarazo característica pero no exclusiva del tercer trimestre, el hígado graso agudo del embarazo. Sus manifestaciones clínicas corresponden a alargamiento en los tiempos de coagulación, presencia de disminución de la glucosa en sangre (hipoglicemias), ictericia  (aumento de pigmentos biliares) y elevación de las transaminasas hepáticas, lo que reflja un daño del hígado.

 

OBESIDAD PREGESTACIONAL

La obesidad y la diabetes materna se han incrementado a la par de lo que sucede en la población general. En México las mujeres, especialmente en edad reproductiva, ocupan los primeros lugares en sobrepeso, obesidad (73 vs. 69.4%) y en diabetes (10 vs 9.1%) cuando se comparan con los hombres.

En las mujeres gestantes con obesidad se han encontrado mayores concentraciones de sustancias proinflamatorias circulantes, mayor resistencia a la insulina, que favorece elevaciones de la glucosa, alteraciones del metabolismo y de las concentraciones de glucosa y lípidos, lo que puede ocasionar la sobrenutrición y macrosomía fetal (fetos mayores a 4Kg).

Por lo que se refiere a las complicaciones maternas, el riesgo de enfermedad hipertensivaes tres veces mayor en mujeres con obesidad.

En relación con la preeclampsia el riesgo es de RM= 2.1 (IC 95% 1.8-2.4).

El riesgo de padecer diabetes gestacional es RM= 7.89 (IC 95% 3.9-15.8).

El riesgo de cesárea se incrementa incluso 33.8% (RM= 1.7), igual que el de complicaciones anestésicas, infección, hemorragia posparto y eventos tromboembólicos

 

DIABETES MEMELLITUS PREGESTACIONAL Y GESTACIONAL

En contraste con la diabetes gestacional, la diabetes pregestacional (diabetes tipo 1 o 2) se relaciona con mayor incidencia de desenlaces adversos para la madre y el feto, y de riesgo de malformaciones fetales.

Los resultados perinatales se relacionan con el grado de control antes y durante la gestación, y con la existencia o no de complicaciones crónicas de la diabetes al momento del embarazo.

El embarazo complicado con diabetes pre-gestacional se asocia con exacerbación o agudización del daño a órganos blanco, por ejemplo, la retinopatía diabética proliferativa preexistente puede agravarse durante el embarazo, la nefropatía diabética puede evolucionar de manera transitoria o permanente e incrementar el riesgo de enfermedad hipertensiva, restricción del crecimiento intrauterino y parto pre-término, entre otras.

 

La diabetes mellitus gestacional se define como “la alteración de la tolerancia a la glucosa, en grado variable, que se detecta o se diagnostica por vez primera durante el embarazo”. Esta enfermedad afecta a aproximadamente 6% (4 a 12%) de todos los embarazos y, por lo general, remite al término de éstos en alrededor de 90% de los casos; sin embargo, su antecedente se considera un importante factor de riesgo para diabetes mellitus tipo 2 de forma permanente porque incluso 60% de las mujeres diabéticas pueden tener este padecimiento hasta 15 años después del proceso obstétrico.

*   REV.GINECOLOGIA Y

OBSTETRICIA DE MEXICO

VOL.83, NUM., 6 JUNIO 2015.