Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

Embolización de miomas. Una alternatina de mínima invasión

Los miomas uterinos son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz), estos tumores son altamente vascularizados (se alimentan mediante una gran cantidad de sangre).

Depende de la ubicación o sitio anatómico afectado del útero que pueden desarrollar  dolor importante durante la menstruación (dismenorrea), sangrados importantes ya sea en cantidad o en duración que pueden llevar a la paciente a una anemia, también son causas de esterilidad, infertilidad y en casos donde los miomas alcanzan gran tamaño pueden comprimir órganos vecinos como la vejiga o el intestino, en ocasiones sin molestia previa.

La miomatosis uterina afecta a una parte importante de las mujeres  y generalmente no es causa de tratamiento; sin embargo la enfermedad puede avanzar cuando las pacientes no acuden a sus revisiones periódicas por causas como:

a) Retraso en la decisión de maternidad

b)  La idea equivocada de no tener una revisión ginecológica si no se inicia la vida sexual o  si no le interesa el embarazo.

c)  Antecedentes de miomatosis familiar que son desconocidos por la paciente.

d)  Apatía o desinterés en el autocuidado de la salud.

Estas circunstancias ponen en riesgo la integridad del útero, desafortunadamente se observa con mayor incidencia en chicas que no han tenido un embarazo.

 El tratamiento puede ser de farmacológico (medicamentos) o quirúrgicos, de estos últimos existen diferentes técnicas desde métodos que incluyen tratamientos radicales como el retirar el útero o matriz (histerectomía), miomectomía (quitar el tumor a través de una vía operatoria abierta o laparoscópica) y otros como histeroscopía operatoria (cuando el tumor se encuentra dentro de la cavidad uterina), rayos ultrasonográficos y hoy nos referiremos al tratamiento de embolización, el cual constituye un procedimiento de mínima invasión para tratar miomas sin cirugía; durante el procedimiento, se suspende el riego sanguíneo a los miomas, lo cual hace que estos tumores se reduzcan en tamaño o incluso desaparezcan dependiendo del tamaño del mioma.

El material embolizante  que se utiliza es a base de partículas que forman  un tapón en las arterias que alimentan el tumor, ocluyendo el aporte sanguíneo.

Descripción

La embolización de las arterias uterinas la realiza un médico radiólogo intervencionista con apoyo de médicos ginecólogos.

Durante el procedimiento la paciente estará despierta pero no sentirá dolor. (Esto se denomina sedación consciente.) El procedimiento tarda de 45 a 60 minutos aproximadamente.

¿Por qué se realiza el procedimiento?

La embolización de las arterias uterinas es una manera eficaz de tratar síntomas causados por los miomas:

·     Los síntomas pueden abarcar sangrado, conteo sanguíneo bajo, presión o dolor en la pelvis, despertarse en la noche para orinar y estreñimiento.

·     Disminuye la necesidad de quitar el útero mediante cirugía (histerectomía).

Después del procedimiento

Habitualmente la paciente permanecebhospitalizada  un día,

los calambres en la pelvis son frecuentes durante las primeras 24 horas después del procedimiento y pueden durar desde unos pocos días hasta dos semanas. La mayoría de las mujeres se recuperan rápidamente y son capaces de retornar a las actividades normales al cabo de 7 a 10 días. El tejido de los miomas tratados puede ser expulsado a través de la vagina.

Efectos Colaterales

Durante el procedimiento, el material embolizante puede migrar en pequeñas cantidades hacia los ovarios o a las arterias que irrigan el miometrio (útero)  y condicionar algunas molestias. Se sugiere valorar esta posibilidad en conjunto con su médico gineco obstetra.  

Como sucede con otros tratamientos para los miomas uterinos, algunas mujeres pueden requerir más procedimientos complementarios (miomectomía) o una histerectomía en el futuro.

La decisión de cuál es el procedimiento indicado se deberá de tomar  en base a la historia clínica completa, una

Revisión ginecológica cuidadosa, en base al deseo de reproducción de la paciente y una  evaluación profesional un radiólogo intervencionista experto en el procedimiento.

 

Contacto:

Dr. Luis Alfonso Rodríguez Palomares.

Radiólogo Intervencionista Oncólogo.

dr.lrodriguez@dalinde.com