Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

Esta temporada invernal, ¡vacúnate!

Con el frio somos más vulnerables a enfermedades respiratorias que se pueden llegar a complicar y provocar hasta la muerte, por eso es importante que prevengas y te protejas contra:

NEUMOCOCO

La enfermedad por neumococo es un padecimiento potencialmente mortal que puede presentarse cuando la bacteria Streptococcus pneumoniae causa infección en:

·        Los pulmones (neumonía)

·        La sangre (bacteriemia)

·        El cerebro (meningitis)

 

En paciente de edad avanzada la tasa de mortalidad esta entre un 20 y un  40%. El Neumococo es el responsable de las neumonías extrahospitalarias adquiridas por adultos que requieren hospitalización.

La Vacuna contra el Neumococo en personas mayores y con factores de riesgo es muy eficaz en la prevención de la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte.

La vacunación contra el neumococo está recomendada a  todas las personas que hayan cumplido 60 o más años, y menores de 60  que presenten enfermedades crónicas como:

-        Patología pulmonar crónica (Asma, EPOC…)

-        Enfermedad cardiovascular

-        Diabetes Mellitus

-        Asplenia funcional o anatómica

-        Inmunodepresión por condición médica (VIH, Sida…) o por tratamiento inmunosupresor crónico(p.ej.esteroide)

-        Fallo Renal crónico o Síndrome nefrótico

-        Receptores de trasplante sólido o medula ósea.

¡Ayude a protegerse hoy mismo! , solo es una sola dosis.

INFLUENZA

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza que infectan la nariz, la garganta y en algunos casos los pulmones. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte.

La mejor manera de prevenir la influenza es administrarse la vacuna todos los años.

El primer paso y el más importante para prevenir la influenza es la vacunación anual.

Se recomiendan tomar medidas preventivas diarias (como mantenerse alejado de las personas que están enfermas, cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar y lavarse las manos con frecuencia) para ayudar a disminuir la propagación de microbios que causan enfermedades respiratorias (nariz, garganta y pulmones), como lo es la influenza.

Se deben vacunar:

·        Mujeres embarazadas, en cualquier trimestre del embarazo, ya que son susceptibles a complicaciones.

·        Personal de salud en contacto directo con pacientes por su exposición a la enfermedad y riesgo de transmitirla a otros pacientes.

·        Enfermedades pulmonares crónicas (enfisema o asma , moderado a severo)

·        Obesidad mórbida con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o mayor a 40.

·        Enfermedades del corazón.

·        Diabetes mellitus con complicaciones (insulinodependiente, con daño al corazón, al riñón, etc.)

·        Inmunocomprometidos (enfermedades que bajan las defensas) por tratamientos médicos contra el cáncer, padecimientos autoinmunes, personas que viven con VIH/SIDA, enfermedades renales o hepatitis crónica activa.

·        Enfermedades neuromusculares (trastornos del cerebro, médula espinal y del sistema nervioso) que impidan un buen manejo de secreciones pulmonares.

·        Así como, a madres y cuidadoras

GESFEM De mujer a mujer, nuestra salud es lo más importante

#Quiérete #Cuídate #SaludMujer

Citas: 5574 5227, 5574 5455