Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

¿Estas embarazada? Y ¿quieres saber sobre la enfermedad viral de Zika?

El virus del Zika  es uno de los 4 virus tropicales transmitidos por insectos así como también Dengue y Chikungunya. Este insecto es llamado mosquito Aedes aegypti, cuyo período de incubación es de 3-12 días.

Tres cuartos de los casos infectados por este virus no cursan con síntomas.

En la década pasada el virus permaneció en la Polynesia y recientemente Chile, Brasil, Colombia, Surinam, Centro América, México y el Caribe.

Se cree que este virus puede ser la causa de  severas anormalidades en el desarrollo neurológico, así como la asociación de microcefalia, la cual se define como una circunferencia cefálica (cabeza) menor de 2-3  desviaciones estándares del promedio, esta situación anormal también está correlacionada  con desórdenes genéticos, agentes que causan malformaciones como el alcohol, alteraciones metabólicas, desnutrición,  infartos , encefalopatía hipóxica, infecciones virales como  la causada  por Cytomegalovirus, la más frecuente.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado la propagación del virus del Zika  como «una emergencia de salud pública de importancia internacional».

La CDC (el Centro de Control de Enfermedades) sugiere  que en la consulta médica de las embarazadas:

  1. Se pregunte sobre viajes recientes .
  2. Hacer la prueba viral de Zika si la paciente viajó a áreas afectadas y  presenta dos o más síntomas como fiebre, enrojecimiento maculopapular que inicia por la cara, dolor articular, dolor muscular, cefalea (dolor de cabeza), conjuntivitis y se puede asociar con debilidad generalizada,  durante o dos semanas después del viaje o si al realizarse un ultrasonido se detectan microcefalia o calcificaciones intracraneales.

Hasta el momento no se cuenta con tratamiento para esta enfermedad. Ni tampoco vacunas o terapia antiviral.

Evita estar en zonas endémicas o afectadas por la enfermedad, utiliza ropa que cubra la mayor superficie de tu piel y utiliza repelentes, acude a tu médico si tienes dudas o sospechas de padecer la enfermedad.

Bibliografía: