Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

Herpes Zoster ….. ¿Qué tiene que ver con la Varicela?

Los seres humanos estamos expuestos a situaciones en las que podemos no solo padecer la enfermedad sino también convertirnos en transmisores de ellas.

Es muy frecuente que después de una situación de varicela en los niños se puedan presentar cuadros de Herpes zoster en los abuelitos que están en contacto con ellos o en aquellas  personas que tienen problemas en su inmunidad por ejemplo pacientes diabéticos.

El Herpes Zóster se debe a la reactivación de un virus que se encuentra latente (dormido) en nuestro organismo y que se adquiere posterior a la infección primaria conocida como varicela.

Es importante no sólo la prevención de enfermedades que ya conocemos en los niños; los adultos también pueden recibir vacunas. Conforme los seres humanos vamos envejeciendo (todos los días) nos  volvemos  más vulnerables  a infectarnos porque el  sistema inmunológico o de defensa va perdiendo capacidad de respuesta, lo que se conoce como inmunosenescencia.  

Uno de los objetivos de la vacunación en el adulto mayor es mantener su respuesta inmunológica  y prevenir una infección de Herpes Zóster o si ya la ha presentado  disminuir la posibilidad de reinfección así como disminuir las secuelas que deja la enfermedad  como es el dolor neuropático (dolor, picazón y ardor) que se queda en la región afectada.

Pregunte a su médico por la vacuna de Herpes zoster,  es sólo una aplicación, evite  enfermedades que puedan afectar la calidad de vida  de los adultos de la tercera edad, así como funciones como visión  cuando afecta cara,  limitaciones para caminar o para trabajar  y el impacto económico que general medicamentos para el dolor.