Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

Lo que nadie te ha dicho sobre el CÁNCER DE OVARIO

En las mujeres, el cáncer de ovario es el sexto más frecuente a nivel mundial, con aproximadamente 205.000 nuevos casos al año; sin embargo representa el 47% de las defunciones, por lo que se convierte en la primera causa de mortalidad entre los cánceres de origen ginecológico a nivel mundial.

En México, el Instituto Nacional de Cancerología, reporta más de 2,500 nuevos casos por año, ocupando el tercer lugar de los cánceres ginecológicos.

La mayoría de los casos se diagnostican entre los 40 y los 59 años de edad; no obstante, hay un número significativo de casos desde los 30 años.

Algunas mujeres que padecen cáncer de ovario en etapa temprana tal vez presenten síntomas como incomodidad gastrointestinal (GI) ligera, presión en la pelvis, dolor, inflamación del abdomen, en algunos casos no produce dolor ni otros síntomas previos para sospechar de la enfermedad y cuando el tamaño del tumor es pequeño no existe ningún marcador tumoral para hacer el diagnóstico.

Éstos son algunos de los principales factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer de ovario:

·        Tener 40 años o más

·        Haber tenido tu primera menstruación antes de los 11 años y última después de los 50

·        No haber tenido embarazos

o   Estos tres factores están asociados con el número de ciclos menstruales a lo largo de la vida. La evidencia sugiere que un mayor número de ciclos menstruales aumenta el riesgo de cáncer de ovario y de mama.

·        Someterse a tratamientos de fertilidad en más de una ocasión

·        Tomar tratamientos para los síntomas de la menopausia por 3 años o más

o   Ambos tratamientos administran hormonas (como citrato de clomifeno y gondotropinas), lo que aumenta el riesgo, sobre todo si las mujeres no quedaron embarazadas

·        Antecedentes familiares o personales de cáncer de ovario, mama o cólon

o   El riesgo aumenta si la madre, hermana o hija tiene o tuvo cáncer de ovario. Hasta un 10% de todos los casos se deben a una tendencia hereditaria, por ejemplo, mutaciones de genes (BRCA1 y BRCA2)

·        Padecer endometriosis

o   La presencia de endometriosis aumenta el riesgo de padecer varios tipos de cáncer de ovario epitelial (tumor de células claras, endometrioide, tumor seroso de alto grado)

·        Síndrome de ovario poliquístico

o   Este trastorno produce falta de ovulación, lo que puede causar irregularidades en la menstruación  e infertilidad, obesidad y desarrollo de signos masculinos como crecimiento excesivo de vello (hirsutismo)

 

Factores que reducen el riesgo de padecerlo:

-  Tomar anticonceptivos orales

-  Haber tenido hijos

o   Estos factores disminuyen el número de ciclos menstruales a lo largo de la vida, lo que significa un menor riesgo de cáncer de ovario

-  Lactancia materna por más de 12 meses

-  Embarazo a término

-  Contrario a las terapias hormonales, la lactancia reduce la exposición a estrógenos, por lo que disminuye el riesgo.

 Con información del Programa de Cáncer de Ovario del Instituto Nacional de Cancerología.