Quiénes somosServiciosMembresíaServicios empresarialesBlog tu saludArtículos médico científicos

Mitos de la alimentación durante el embarazo y lactancia

Existen diversos mítos que se han generado alrededor de la alimentación y más aún durante el periodo de embarazo y lactancia.

Hoy citaré algunos de los más comunes:

 

1.      Durante el embarazo debes comer por 2:

Es verdad que durante el embarazo los requerimientos de energía aumentan por la formación de nuevos tejidos pero esto no quiere decir que sea necesario duplicar la ingesta. Los requerimientos aumentan dependiendo del peso antes del embarazo de la madre y el trimestre en el que se encuentre.

En una mujer con un peso normal antes del embarazo se recomienda un aumento aproximado de 300 kcal por día, lo que es igual a un snack saludable compuesto por fruta, yogurt natural y avena.

 

2.      No importa cuanto peso aumentes:

Por supuesto que importa!! La ganancia de peso durante el embarazo no solo es importante por estética, sino sobre todo por salud, estudios demuestran que hay mayor probabilidad de riesgos como: abortos, niños macrosómicos, bajo  peso al nacer, Diabetes Gestacional, preeclampsia, entre otros debido al incremento de peso no adecuado.

La ganancia de peso depende del peso de la madre al inicio del embarazo, en mujeres con normopeso el incremento  va de los 9 hasta los 12 kg.

 

3.      Si no satisfaces tus antojos, el bebé podrá tener una marca en su piel:

No existe ningún estudio que haya confirmado que un antojo no satisfecho provocará una marca en el cuerpo del Recién Nacido.

El cuerpo es muy inteligente y a menudo nos demanda los alimentos que necesita en cada momento, por lo que si se te antoja un chocolate quiere decir que tu nivel de glucosa (azúcar) es bajo o si tienes antojo de salado como papas fritas puede ser que tu tensión arterial necesite subirse.

 

4.      No importa si no comes, el bebé se va a alimentar primero:

Claro que importa!! No es verdad que si pasas periodos de ayuno tu bebe no se ve perjudicado, al contrario.

Durante el ayuno el cuerpo se alimenta a través de las grasas para generar energía y aunque esto suene súper bien no es lo mejor durante el embarazo ya que los residuos de las grasas llamados cuerpos cetónicos son tóxicos para el nuevo bebé, los cuales pueden afectar principalmente su cerebro.

 

5.      El picante le hace daño al bebe:

Si antes del embarazo no te afectaba comer picante, entonces no tienes porqué evitarlos, ya que no hay ninguna razón para que ahora afecte a tu cuerpo o al bebé.

La única recomendación al respecto es consumir picante con moderación para evitarla acidez estomacal.

 

6.      No comas sal porque te dará preeclampsia:

La ingesta moderada de sal no solo se recomienda durante el embarazo, sino a toda la población en general, pero esto no quiere decir que se debe quitar de la dieta.

La sal de mesa contiene minerales como Sodio y Cloro que son esenciales para el organismo.

 

7.      Tu bebé no se llena con tu leche, complétale con fórmula:

Todas las mujeres producen leche de buena calidad y suficiente para su bebé.

La producción de leche está regulada por la succión del bebé, a mayor succión mayor producción de leche.

En la lactancia materna no existen horarios ya que debe ser a libre demanda, el bebé va a pedir leche cuando sienta hambre, puede que después de mamar y al sacarle el aire vuelva a pedir porque siente un huequito.

Simplemente las mujeres producen la cantidad suficiente y no es necesario complementar con absolutamente nada ya que es suficiente alimento para satisfacer todas las necesidades del recién nacido hasta los 6 meses.

 

8.      El limón te corta la leche:

No existe ningún alimento ni situación que hagan que la leche sufra un cambio como cortarla ya que el seno es el mejor envase para almacenar y mantener en las mejores condiciones la leche del bebé.

 

9.  Para que produzcas suficiente leche debes tomar……. (cerveza, pulque, agua de avena, té de anís, mucho agua, pastillas, etc)

Para aumentar la producción de leche el único remedio es la succión, si el bebé esta dormido, sustituir la succión del bebé por un extractor de leche ya se manual o eléctrico.

Se debe tener cuidado con lo que se consume ya que algunas sustancias como el añís de estrella son tóxicos para el bebé.

Existen más mitos alrededor de la alimentación en todo tipo de situaciones, el día de hoy decidí tomar los más comunes alrededor del embarazo y la lactancia pero para resolver todas las dudas y llevar una alimentación equilibrada en cada etapa de tu vida es recomendable acudir con un nutriólogo que te brindará orientación para que hagas un cambio en tus hábitos alimenticios y mejores tú salud y la de tus seres queridos, en este caso, tu gran tesoro!! Tu bebé.

 

L.N. Huerta Oropeza Samantha Y.

et:4���G<��